art1.jpg

Como muchos ya sabrán, Isaac Newton fue un famoso físico inglés que se destaca en gran medida por las leyes de movimiento que desarrollo. Se trata básicamente de tres principios mediante los cuales se puede encontrar explicación a cuestiones que se relacionan íntimamente con la dinámica, especialmente aquellos que tienen que ver con el movimiento de los cuerpos.

En esta ocasión en particular, ofreceremos tres experimentos de fácil realización a través de los cuales es posible comprender estas leyes.

Experimento de la Primera Ley de Newton

Necesitas dos cajas de CDs y un hilo. Sólo debes atar con el hilo una de las cajas y ponerla sobre una mesa. A continuación, debes disponer la otra caja a cierta distancia de la primera. Por último, toma del hilo y arrastra la primer caja hacia la segunda. Notarás que la caja de CD golpea a la que está en reposo y provoca que ésta última se mueva. La ley en cuestión indica que un cuerpo que está en reposo cambiará de estado cuando es golpeado por una fuerza ajena, mientras que sino interviene una fuerza ajena seguirá en reposo.

Experimento de la Segunda Ley de Newton

En primer lugar, toma cualquier objeto de tamaño pequeño y poco peso. Átalo con un hilo o soga largo y déjalo sobre una superficie. A continuación, sólo debes halar de la soga fuerte y rápido. Mediante esta experiencia, comprobarás la segunda Ley de Newton: el objeto en cuestión (de poca masa) cae al suelo debido a la aceleración y fuerza que se ejerce sobre él. Entre más aceleración, más lejos irá el objeto. La aceleración depende de la masa y de la fuerza y viceversa.

Experimento de la Tercera Ley de Newton

Debes realizar el mismo procedimiento que en el experimento de la primera ley, con la diferencia que sobre una de las cajas de CD (la que permanece en reposo) pondrás un objeto relativamente pesado y sobre la otra (la que vas a mover con el hilo) un objeto de menor tamaño. Al realizar la experiencia, podrás notar que el objeto que está sobre la segunda caja se mueve cuando choca contra el objeto que está sobre la primer caja. La ley indica que toda acción tiene una reacción, razón por la cual el objeto de la segunda caja golpea al de la primera porque la reacción en ella es moverse, sin importar su peso o su masa.