art5.jpg

He aquí algunos experimentos de fácil realización para poder comprobar todas las propiedades que tienen las plantas.

1. Coloca una planta al sol y otra a la sombra. A medida que transcurre el tiempo, observa cómo se van diferenciando entre sí (color, tamaño, flores, etcétera). Ya al tercer día podrás notar que a la planta que está en la sombra posee hojas amarillas que se caen. La que está al sol, en cambio, tiene todas hojas verdes y fuertes, sin dejar de mencionar que da flores. Después de una semana, seguramente notarás que la planta que está a la sombra se secó completamente. Esto permite comprobar la importancia del sol y de proceso foto-sintético en la vida de una planta.

2. Colocar dos girasoles con sus respectivas macetas en recipientes de vidrio diferentes. En una de ellas vas a introducir en un cenicero, en el cual vas a agregar un cigarrillo por día. Al cabo de tres meses, la planta que “fumó” pasivamente se va a secar completamente, mientras que la otra va a estar totalmente sana.

3. Planta en un tiesto guisantes trepadores y riégalos. Aparte, prepara una caja de zapatos que debe tener un agujero en uno de sus extremos, sin dejar de mencionar que tienes que pintar el interior de la caja con pintura negra. Introduce en la caja el tiesto con los guisantes de pie, para que el agujero quede en la parte superior. A continuación, tapa la caja. Todos los días vas a observar cómo se comporta la planta retirando la tapa de la caja. Con el tiempo notarás que los guisantes buscan el camino hacia la luz, razón por la cual van a salir al exterior por el agujero que hiciste.