art9.jpg

El magnetismo es un fenómeno físico por el que los materiales ejercen fuerzas de atracción o repulsión sobre otros. Los imanes, por su parte, son los elementos que presentan propiedades magnéticas a simple vista.

En esta ocasión enumeraremos algunos experimentos sencillos que tienen como elemento principales a los imanes. No dejes de poner manos a la obra para realizar estas experiencias y sorprenderte con las maravillas del magnetismo.

1. Para realizar este experimento necesitas dos imanes, un clip, una cartulina, limadura de hierro, cinta adhesiva e hilo. Sólo debes amarrar el clip al hilo, pegarlo con la cinta a una superficie y levantarlo con el imán (mediante este ejercicio puedes comprobar la atracción). Por otro lado, pon la limadura de hierro sobre la cartulina, y el otro imán debajo de la misma. De esta forma puedes apreciar las rayas que se forman (mediante este ejercicio puedes comprobar la propiedad repelente).

2. Para el siguiente experimento vas a necesitar un imán, una pila y cobre. Debes armar una especie de “circuito” disponiendo la pila sobre el imán y el cobre enrollado en la pila, pero con su extremo unido al polo positivo. Notarás que inmediatamente el cobre comienza a girar alrededor de la batería en cuestión. Se trata de un “motor” sumamente sencillo.

3. Colocar dentro de una bolsa plástica un poco de limadura de hierro y cerrarla con cinta adhesiva. Sostener la bolsa de forma horizontal con las dos manos. Es necesario la ayuda de otra persona, la cual debe tomar un imán de barra y colocarlo por debajo de la bolsa. A continuación, mover la bolsa para que un poco de la limadura llegue al imán. Mira las figuras que se forman.