img0136.jpg

 

He aquí una serie de experimentos fáciles de hacer que se relacionan íntimamente con la física y la química. No dudes en ponerlos a prueba y maravillarte con los resultados. Asimismo, no puedes dejar de lado que estos experimentos resultan ideales para enseñar tanto a los niños como a los adolescentes sobre ciencia.

Efecto de la presión atmosférica

Materiales:

  • Una vela
  • Una botella de vidrio de cuello ancho
  • Un plato hondo con agua

Procedimiento:
Disponer abundante agua en el plato. Colocar la vela sobre el agua y encenderla cuidadosamente. A continuación, cubre la vela con la botella boca a bajo. Notarás que la vela continuará encendida unos segundos antes de apagarse completamente, al mismo tiempo que el agua del plato sube de nivel.

Líquidos en capas

Materiales:

  • Botella plástica transparente
  • Agua
  • Aceite
  • Glicerina
  • Colorantes vegetales líquidos

Procedimiento:
Tomar la botella y verter dentro de ella un líquido a la vez. Añadir lentamente gotitas de colorante. Cerrar la botella con una tapa. A continuación, intenta mezclar los líquidos batiendo la botella. Seguido de esto, deja reposar el recipiente. Notarás que cuando dejan de ser batidos, estos líquidos no se mezclan entre sí y buscan separarse constantemente, debido a que unos son más densos que otros.

Huevo que bota

Materiales:

  • Huevo
  • Vinagre

Procedimiento:
Para realizar este experimento, sólo debes tomar un huevo de gallina fresco, introducirlo en un recipiente y cubrirlo completamente con vinagre. Déjalo reposar durante 48 horas. Una vez transcurrido este tiempo, notarás que el huevo pierde la cáscara, aumenta de tamaño y desarrolla una contextura gomosa que le permite rebotar sin romperse.